PROTECCION de LADRILLOS

a.- MANCHAS BLANCAS en LADRILLOS ó Eflorescencia alcalina

   

Su origen son las sales solubles en agua que contienen los materiales de construcción, como ser: cemento, ladrillos, etc. Estas sales emigran a la superficie como cristales blancos ya que el agua líquida que ingresa en la pared es eliminada de la misma en forma de vapor “arrastrando” (llevando consigo) las sales disueltas que quedan depositadas en la superficie de la pared.

Presentan una superficie alcalina que puede ser inspeccionada por el método de toma de pH.

Hay tres soluciones posibles:

1.- eliminación mecánica con cepillo que no dañe los ladrillos y aplicación de un protector al solvente como ser: Petrisil, Petrilac Ladrillos o Sellagres Decorativo

2..- lavado con agua: se elimina con cepillo suave, luego se lava la pared con abundante agua, se espera que seque durante una semana, se analiza si hay nuevas manchas. Se repite el ciclo mínimo tres veces. Se espera uno/dos meses para verificar que las sales no se siguen extrayendo. Se protege con producto al solvente o al agua.

3.- tratamiento con acido muriático. Esta debería ser la última opción a utilizar, pero es muy efectiva desde el punto de vista superficial pero como se necesita lavar varias veces (lavo la pared, dejo secar, lavo nuevamente, se repite el ciclo) puede ser que nuevas sales sean llevadas hacia la superficie desde el interior de la pared. También la efectividad del lavado puede ser medida con el método de pH que debe ser neutro . Al utilizar ácido muriático proteger superficies metálicas, plantas, césped, animales y trabajar con los elementos de seguridad personal, como ser guantes, anteojos de seguridad, delantal, y zonas de piel bien cubiertas o protegidad. En caso de salpicaduras lavar con abundante agua y jabón blanco.

   

b.- Medición pH en paredes

Una de las técnicas utilizadas es tener cintas para medir pH, para ello hay que humedecer bien la pared, apoyar la cinta y comparar la coloración obtenida con la escala que trae cada cinta. Abajo vemos un ejemplo sobre una pared con manchas blancas. 

   

Otra forma un poco más técnica es la utilización de una solución de fenolftaleína.

c.- PAREDES NUEVAS

Para proteger paredes nuevas hay que esperar un tiempo para que “cure” el material cementicio utilizado y para que exuden por si solas las sales blancas en caso que los ladrillos tengan algo de material solubles en su interior ya que los ladrillos son remojados en agua para poder ser pegados entre sí y el material. El tiempo a esperar es de tres meses mínimo. Sería ideal medir la alcalinidad de la pared antes que sea recubierta con el método de pH, que debe ser neutro (pH=7)

d.- Manchas Verdes en ladrillos. Son ocasionadas por contaminación orgánica de algas, mohos, etc denominadas comúnmente como verdín. La forma de eliminarlas es utilizar una solución casera de lavandina (55gr de Cl por litro) al 50% con agua. (es decir partes iguales de lavandina y agua). Los pasos a seguir son humedecer la superficie, utilizar un cepillo que no dañe los ladrillos (nailon) frotar con la solución preparada, lavar y enguajar. Repetir la operación hasta la eliminación de la coloración verde. Pasar el cepillo hasta 50 cm de la zona afectada para eliminar posibles nuevas fuentes de contaminación.